Hallan a un hombre carbonizado en Cáceres al arder su colchón mientras dormía

El hombre de 49 años, Francisco Javier Muñoz Rufo, tenía una estufa en la habitación, pero no estaba pegada a la cama, por lo que no se puede determinar si esto ha sido la causa del incendio. Al parecer tenía también un breasero en la misma habitación. Tendrá que determinar lo ocurrido ahora la policía judicial, la cual se ha personado también en el domicilio para investigar lo sucedido. El fallecido ha sido encontrado carbonizado en su casa de Cáceres, tras arder, por causas que todavía se desconocen, el colchón de la cama en la que dormía. Según han informado los bomberos, sobre las nueve de la mañana un familiar de este hombre ha dado el aviso del hallazgo del cuerpo, por lo que los efectivos se han desplazado hasta la vivienda, situada en la avenida de San Blas. Los bomberos, sin embargo, no han tenido que actuar, ya que el fuego se había apagado por sí solo y no había salido al exterior de la vivienda. Los bomberos han explicado que el colchón que se ha incendiado era sintético, por lo que no genera grandes llamas, lo que ha hecho que el fuego no se propagase al resto de la vivienda.

Las mismas fuentes han indicado que el hombre tenía una estufa en la habitación, pero no estaba pegada a la cama, por lo que no se puede determinar si esto ha sido la causa del incendio. Ahora lo tendrá que determinar la policía judicial, que también se ha personado en el domicilio del finado para investigar lo sucedido

Fransciso Javier Muñoz Rufo, al parecer, según explicacion de allegados había salido el lunes de prisión, donde había ingresado debido a problemas de maltrato a su madre, que ahora vive en una residencia. El hombre acostumbraba a ponerse un calefactor bajo el colchón y hace tres años la vivienda ya registró un incendio y fue la madre la que le salvó.