El cadáver encontrado es del granadino desaparecido en noviembre

La Policía de Humboldt, en el estado norteamericano de California, ha identificado el cadáver aparecido en los últimos días en el entorno de este condado como el del joven de Maracena (Granada), Iván L.C., que estaba desaparecido en la zona desde finales de noviembre, basándose principalmente en los restos de la ropa y una pulsera que llevaba cuando se le vio por última vez a finales de noviembre, y en un tatuaje en la pierna, pese al mal estado del cuerpo por los días que habrían pasado desde el deceso.

Así lo han indicado fuentes cercanas al caso, que han agregado que, tras la autopsia practicada este pasado miércoles, cuando ya se había apuntado que el cuerpo era el de un hombre y con medidas físicas similares a las del granadino, se han hallado evidencias para las que han sido clave la comparación con una radiografía dental de Iván L.C. enviada por la familia desde España, junto con material genético para su cotejo con el del cadáver hallado. Con base también en el análisis de las fotografías del cuerpo, la Oficina del Sheriff de Humboldt y una detective privada contratada por la familia del joven, que tenía 30 años, y la asociación Creando sueños de Maracena han puesto en conocimiento de sus allegados las conclusiones de esta investigación, tras la cual los familiares están en contacto con el Consulado General de España en San Francisco al objeto de iniciar los trámites para la repatriación del cuerpo.

La Oficina de Comunicación del Sheriff de Humboldt informó el pasado 5 de febrero del hallazgo del cuerpo en la ribera sur del río Van Duzen, el cual, según informó la prensa local, llevaba "muerto algún tiempo". Iván L.C. era experto en montañismo, y se marchó a los Estados Unidos un par de meses en búsqueda de trabajo. Un amigo de este, también vecino de Maracena y junto al que se encontraba en California, lo estaba llevando el 28 de noviembre al aeropuerto para volver a su municipio cuando tuvo algún "problema de salud mental", por el que se dispusieron a volver a casa para coger el avión con destino a España al día siguiente. En ese momento, el joven se bajó del coche y se fue al bosque, en cuyo entorno se le ha buscado desde finales de noviembre por las autoridades californianas.